teatro

«La cultura popular tiene que ser una política de Estado»

“Manzi, la vida en Orsai” se estrenó en la plataforma digital Teatrix. En esta nota exclusiva para Minúscula, charlamos con Jorge Suárez para conocer más acerca de la de esta historia de amores y desencuentros al ritmo del tango en las letras de Manzi.

“Manzi, la vida en Orsai” se estrenó en la plataforma digital Teatrix. Protagonizada por Jorge Suárez, Julia Calvo y Néstor Caniglia, la obra dirigida por Betty Gambartes incursiona en el mundo de uno de los mayores exponentes de la canción ciudadana: Homero Manzi, el poeta que a fuerza de describir la esencia del ser nacional nos creó una identidad.

En esta nota exclusiva para Minúscula, charlamos con Jorge Suárez para conocer más acerca de la de esta historia de amores y desencuentros al ritmo del tango en las letras de Manzi.

Por Sebastián Romero


– ¿Cómo surgió el proyecto?

– El proyecto surgió por un ofrecimiento de Betty Gambartes. A mí no me terminaba de cerrar la idea, pero le dije en el final del café que me interesaría cantar. Ella es especialista en Teatro Musical y me dijo que lo iba a pensar. A los 15 días me llamó y dijo: “Creo que tengo el material para que trabajemos con el maestro Diego Vila”. Así empezó todo: muy despacito, muy emocionante, muy sorprendente.


La obra intenta encontrar al hombre detrás del mito y para hacerlo parte del mundo poético de Manzi y su manía de pensar siempre en el ayer, porque “recordar es volver a vivir”.

«Sólo puedo escribir sobre las cosas que me han pasado» confesó alguna vez Homero y eso explica por qué su poesía recorre su pasado y se transforma en arquetipos poéticos que alcanzan a todas las personas. Porque todos formamos parte de ese “Sur” de luna suburbana, alguna vez escuchamos cantar a una “Malena”, que en cada verso pone su corazón, y en algún momento de desamor sentimos que “el alma está en orsai” o que “fuimos la esperanza que no llega, que no alcanza”.


Sobre el proceso de construcción de Homero, el personaje teatral, Jorge Suarez cuenta que el primer paso de la construcción fue conocer su vida, su trayectoria, su obra.

Conocer toda esa información fue lo primero y después la construcción siguió a partir del texto dramático que escribieron Betty (Gambartes), Diego (Vila), y Bernardo Carey. Lo interpreté de acuerdo a lo que me pasaba, lo que sentía que iba a ser interesante para la construcción teatral; no tanto para la opinión  de los historiadores del tango ni de Manzi, sino del sentir del personaje frente a esas circunstancias”, explica Suárez.

La vida de Homero Manzi no sólo estuvo avocada a la música y la poesía, sino que fue además un gran defensor de la cultura popular. En una escena el personaje exclama: «¡La cultura popular tiene que ser una política de Estado, es la única manera de preservar nuestra identidad!«

Con respecto a esto, Suárez afirma: “Yo estoy completamente de acuerdo con lo que dice Homero. Si tomáramos conciencia de que la cultura es mucho más que el saber sobre cuestiones generales, las cosas estarían un poco mejor. Debemos hacer honor a los poetas, a los músicos, a los actores, a los pintores».

A lo largo de la obra hay varias canciones como “Barrio de Tango”, interpretada por Suárez, “Milonga del 900”, “Fuimos”, interpretadas por Julia Calvo en su papel de Nelly. También hay momentos en los que Homero canta una canción (sí, en esta obra Manzi canta sus composiciones) y Nelly le responde con otra canción.

Sobre estas escenas, Jorge Suárez explica que son una  especialidad de Betty Gambartes, ella las llama quote; se hacen mucho en óperas y en entrenamientos vocales. «Ella lo maneja como nadie y Diego Vila también«, manifiesta Suárez.

Cuando me lo plantearon casi me mato. Yo quería cantar, pero soy un actor que canta; esto para mí era muy complejo, sin embargo resultó bellísimo. La gente aplaude y se emociona en esas escenas, es algo muy hermoso de hacer”, cuenta el actor.

La obra también aborda uno de los grandes debates del mundo de la canción, en «Sur«, hay un verso que dice: “Tu nombre florando en el adiós”, y que la gente suele cantar: “Tu nombre flotando en el adiós”.  En un diálogo entre Manzi y Troilo – interpretado por Néstor CanigliaHomero pregunta: «¿Por qué si escribí  “florando” me van a cantar “flotando”? y la respuesta de Troilo es un contundente “La gente es así”.

Al consultarle a Suárez cómo canta esa canción, el actor confiesa que, aunque en la obra él no cante Sur, de hacerlo lo cantaría “florando”, por honor a Homero. Aunque también reconoce: «La cultura popular lo tiene como ‘flotando’ y me parece muy divertido lo que sucede en la escena. Es muy verdadero lo que dice Troilo, de alguna manera se sintetiza el sentir popular cuando siente que una palabra indica un montón de cosas que identifican al espectador«.


– ¿Cómo viviste esa escena junto a Néstor Caniglia interpretando a Troilo?

Esa escena con Troilo es una gran escena de amor y de amistad, tal vez la más intensa de la obra; porque las otras escenas son de amor romántico. Esta es una escena de amor de amistad, sin ningún tipo de intercambio, simplemente el amor por el amor. La verdadera historia de amor, la verdadera escena de amor me parece que es esa con Troilo.

Trabajar con Néstor fue extraordinario. También lo fue trabajar con Julia, es una hermana para mí; la adoro y admiro como actriz. Trabajar con ella y con Néstor, que es un compañero de toda la vida, fue una de las cosas que hizo que Manzi fuera algo realmente especial.

-¿Qué opinás de esta nueva modalidad del teatro grabado?

Hasta antes de la pandemia tenía una opinión y a partir de la pandemia tengo otra. El teatro es en vivo, con la sangre, con los huesos, con el alma, con la transpiración, esto es otra cosa; una cosa muy interesante que puede llegar a emocionar y a hacerte reír llorar. Así que tendremos que ir investigando sobre esta nueva forma de comunicarnos con el público. No sabemos cuánto durará esto, pero vamos a seguir luchando para estar siempre junto al público que es quien verdaderamente es merecedor de todo esto que hacemos.

– ¿Cómo fue el trabajo junto a Betty Gambartes?

Para mí, Betty Gambartes es la directora de teatro musical más importante que conozco. Creo que sus productos tienen algo más que ver que con la música que con el teatro, es esa unión que se puede expresar de una manera muy única; no es comedia musical ni teatro es teatro musical. A mí me emociona mucho trabajar con ella, me parece una gran directora y una gran mujer, es extraordinaria.

– En la obra se dice que “la vida son los recuerdos”. En una escena, Homero afirma que “recordar es volver a vivir”, si tuvieras que elegir un recuerdo de esta experiencia, algo que se haya quedado siempre con vos, ¿cuál nos contarías?

Cuando estaba en los últimos ensayos de Manzi, venían algunas personas a verlos y yo detectaba que la gente lloraba. Entonces le dije a Betty: «No sé si esto va a funcionar, la gente llora. Y ellos andan con ganas de pasarla bien. Yo pensé que esta obra iba a ser linda para que la gente escuche unos tanguitos, recuerde su barrio, recuerde sus noviazgos, y me parece que se ponen muy tristones«.

Ella me dijo: «No Jorge, no. Ellos lloran, pero de emoción. Quedate tranquilo que va a funcionar muy bien y a la gente le va a gustar mucho». 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: